twitter  facebook   youtube instagram  googlepic 

Mensaje del Custodio

“Navega lago adentro y echa las redes para pescar” (Lc 5, 4b)

Terminamos agosto, un mes tranquilo para la mayoría de los hermanos de la Custodia. Sin embargo, las crónicas que aparecen en el presente número del SICE, alguna ganándose su merecido número extra, dan cuenta de las actividades que alimentan la vida de la Custodia. El SICE se convierte en guardián de nuestra historia, contrario, a pesar de lo positivo y facilitador, de las redes sociales o de mensajería inmediata que, por definición, lo extenso y duradero lo convierten en inmediato y muchas veces efímero.

Dicho esto, agradezco a los hermanos de las fraternidades, a los encargados de las instituciones, a los hermanos de los centros de espiritualidad y pastoral, especialmente a los laicos que trabajan junto a nosotros que, mes a mes, nos comparten lo que viven y cómo se sienten siendo parte de la labor pastoral o social de esta Custodia. Da gusto leer y captar el interés y cómo se toman en serio las actividades que se realizan.

El mes de agosto ha tenido su movimiento en lo que a la formación inicial se refiere: por una parte, la renovación de los votos de los dos hermanos postnovicios; y, por otro lado, las actividades de discernimiento propuestas por la pastoral vocacional de cara a la entrada de posibles candidatos a nuestra vida capuchina y el estudio de itinerarios comunes de pastoral vocacional que respondan a realidades nuevas de los vocacionados. Es una tarea complicada pero necesaria, más todavía, sabiendo que es un pilar fundamental para cualquier circunscripción que tenga como proyecto consolidarse carismática y estructuralmente en ese territorio.

En la búsqueda de respuestas a los nuevos retos formativos, nos hemos visto en la obligación de adelantar el cierre del noviciado común en la Magdalena. Esto nos abre a una fase nueva: ¿qué cariz le damos a esa presencia?. Hay quienes ven una solución fácil como hay quienes piensan que esto es una oportunidad, de aquí a enero o al capítulo, para abrirnos a otros retos. También es cierto que el cierre de algunas cuestiones que estaban pendientes está ayudando al discernimiento y la toma de decisiones finales.

Terminados los días de agosto, tanto en la Sierra como en la Amazonía, se retoman las actividades pastorales y educativas. A nivel de Custodia retomamos las actividades preparando la próxima Asamblea de noviembre, con las reuniones de los secretariados y la preparación y celebración de las zonales de Octubre. De por medio tenemos el Encuentro de laicos que acompañan nuestras tareas pastorales.

En una gran mayoría de hermanos agosto ha sido la oportunidad para descansar de las actividades y pasar unos días con la familia. Ese descanso con seguridad va a redundar en nuestras fraternidades en un renovado entusiasmo para vivir nuestra vocación y entereza para enfrentar las tareas encomendadas. Hermanos, mucho ánimo.

Hno. Dick Ramírez

 

 

Comentarios potenciados por CComment

Visitas:visitas

Záparos N50-67 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador