twitter  facebook   youtube instagram  googlepic 

VIDA DEL POSTNOVICIADO

Desde la fraternidad del postnoviciado compartimos con los hermanos de la Custodia los acontecimientos más relevantes de nuestro caminar fraterno en este último mes del año.

Comenzamos mencionando que el viernes 27 de noviembre finalizó el curso propedéutico que nuestros hermanos postnovicios estaban realizando en la PUCE. El sentir de los hermanos, con respecto a este curso, es que ha sido un tiempo productivo, porque les ha servido para prepararse de la mejor manera para iniciar los estudios académicos. Reconocen que no ha sido fácil, pero les queda la satisfacción de haber entregado todo de su parte y de haber aprobado satisfactoriamente el curso. Felicitamos a los hermanos Oscar y Luis por el empeño y responsabilidad que han demostrado y les animamos a seguir con el mismo entusiasmo sus estudios filosóficos.

El domingo 29 de noviembre la fraternidad realizó su paseo fraterno de fin de curso. Después de desayunar nos trasladamos hacia la laguna de Quilotoa donde los hermanos pudimos disfrutar de un tiempo de esparcimiento y disfrutar de la belleza de la creación en medio de la naturaleza. Degustamos un delicioso almuerzo en uno de los restaurantes del lugar que ofrecía una maravillosa vista panorámica de la laguna. Mientras compartíamos el almuerzo, los hermanos nos fuimos animando mutuamente a realizar una caminata por la cordillera del volcán y así dar la vuelta toda la laguna. Una vez pedida la respectiva información, los hermanos nos dispusimos a iniciar el recorrido que duraría aproximadamente tres horas. Después de 1km y medio de recorrido, uno de los caminantes abandonó la caminata, no por falta de voluntad, sino por un problema de salud: el dolor de sus rodillas no le permitía avanzar al ritmo de los otros hermanos y para no retrasarlos decidió emprender el camino de retorno al poblado de Quilotoa. Después de aproximadamente 4 horas de camino, los hermanos nos reencontramos ya casi al finalizar el día.

Consecuencia del desgaste producido por la caminata fue el hambre feroz que traía uno de los hermanos, a tal punto de proponer hacer una parrillada con un pequeño perrito que paseaba junto a su dueña (una niña de aproximadamente 8 años), la misma que al escuchar semejante propuesta, amenazó al hambriento hermano con darle de puñetazos si se metía con su perrito. Tal vehemente advertencia hizo que el susodicho hermano desistiera de su intento y emprendiera viaje de retorno a casa y, en el camino, buscar un lugar donde se pueda saciar su voraz apetito.

El martes 1 de diciembre la fraternidad realiza su retiro de Adviento. Nos trasladamos a la casa de retiros de las hermanas Bethlemitas en Conocoto. Vivimos este día de retiro como acción de gracias por este primer trimestre de postnoviciado que hemos compartido y, al mismo tiempo, prepararnos para vivir este Adviento con esperanza y alegría. Ya en el lugar, damos lectura al texto del retiro de Adviento preparado por el hno. Jimmy y luego dejamos el tiempo libre para la oración y reflexión personal. Culminamos el día de retiro con la celebración de la santa Eucaristía, donde los hermanos -libremente- compartimos lo que el Señor nos ha inspirado durante este día de retito y nos animamos mutuamente a seguir adelante con nuestra vida de hermanos en seguimiento a Jesucristo.

El miércoles 2 de diciembre la fraternidad del postnoviciado se reúne para realizar la evaluación de este primer trimestre. En un ambiente de libertad, espontaneidad y confianza los hermanos vamos compartiendo lo que ha supuesto para cada uno de nosotros este tiempo de vida juntos y en relación con los hermanos de la Curia. Como es normal en toda convivencia humana, constatamos que en nuestra vida fraterna aparecen tanto las fortalezas y las debilidades que poseemos como fraternidad y se dan algunas sugerencias para seguir trabajando en mejorar nuestra calidad de vida fraterna y religiosa.

El jueves 3 de diciembre, el hermano Washington dedica la mañana al diálogo personal con los hermanos Oscar y Luis para hacer la revisión y aprobación del Proyecto Personal de Vida.

El viernes 4 de diciembre los hermanos de la fraternidad del Postnoviciado nos reunimos con el custodio y el ecónomo. En un ambiente fraterno los hermanos compartimos lo que ha supuesto este tiempo de convivencia juntos. Todos los hermanos presentes coincidimos en hacer una valoración positiva de nuestra vida fraterna durante este tiempo, lo cual no significa que haya estado exenta de dificultades; algunas, producto de los diferentes roles y oficios que realizan los hermanos, lo cual ha dificultado que podamos estar todos en algunas actividades de la fraternidad y, otras, producto de los distintos temperamentos y personalidades de los hermanos que también suelen afectar las relaciones fraternas. Aprovechamos este espacio de compartir fraterno para hablar y proyectar algunas cosas que tiene que ver con la etapa de formación del postnoviciado.

La noche de este mismo día 4 de diciembre, los hermanos Oscar y Luis viajan a Pimampiro y Cuenca, respectivamente, para pasar un tiempo de vacaciones junto a sus familias.

El domingo 6 de diciembre los hermanos Freddy y Washington salen también de vacaciones. El hermano Freddy viaja primero a Guayaquil para hacerse unos chequeos médicos en el dispensario y luego sigue su recorrido hacia el sur, rumbo a Chalacanuma.

De 14 al 16 de diciembre los hermanos Oscar y Luis permanecen en la fraternidad Guayaquil; el motivo de su estadía es realizar unos chequeos médicos y dar seguimiento al tratamiento médico correspondiente a sus problemas de salud. Agradecemos a los hermanos de la fraternidad de Guayaquil por su acogida.

Desde el seno de nuestras familias, los hermanos de la fraternidad del postnoviciado, saludamos a todos los hermanos de la Custodia en estas fiestas de Navidad y fin de año. Y les auguramos los mejores deseos para el nuevo año que viene.

Un saludo fraterno a todos los hermanos desde San Miguel de Bolívar. Disfrutando de estos días de descanso junto a mi familia. Estos días gozando de unas mañanas soleadas con una vista hermosa a la cordillera de los Andes, especialmente el majestuoso Chimborazo, pero las tardes están frías y nubladas, es que ya es tiempo de invierno y comienzan a caer las primeras lluvias, con las que la gente ya comienza a preparar los terrenos para la siembra del maíz que, con la bendición de Dios, dará fruto en mayo y podremos degustar los deliciosos choclos san- migueleños.

Hno. Washington Zapata

 

Visitas:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador