Semana de Formación Permanente

Del 7 al 11 de mayo de 2012

CRÓNICA DEL ENCUENTRO

Lunes 7

Llegada de los hermanos

Ya desde muy temprano empezaban a llegar los hermanos de la Viceprovincia a la Fraternidad de la “Inmaculada Concepción” (nuestra curia)

Almuerzo

Poco a poco los hermanos iban sumándose al encuentro  programado. EL Hno. Roque Grández,  fue recibido con grandes aplausos y vivas. Él había retornado de España hace pocos días luego de una operación de cadera.

Luego del almuerzo no faltó nuestro acostumbrado deporte que puso en movimiento a los jóvenes y a los que aún se consideran jóvenes.

Inicio de la Asamblea

Por la tarde, empezamos el encuentro con las palabras de apertura de nuestro hermano Ministro Viceprovincial, Vicente Quisirumbay, el cual invitó a vivir con intensidad este encuentro de Hermanos. Se entregaron las carpetas de trabajo, se dio lectura a la convocatoria, las comisiones y servicios fraternos.

Seguidamente, el Dr. Jorge Botero, seglar comprometido de Colombia, nos compartía su vivencia personal, familiar y comunitaria, su recorrido como asesor de procesos y su compromiso social.

En torno a la construcción del Proyecto Viceprovincial, inicialmente se abordó el tema de “identidad y el sentido de pertenencia”, para introducir y motivar a los hermanos. Luego, nos ubicó dentro del proceso que se está desarrollando en nuestra Viceprovincia, es decir, que en esta semana abordaremos la Visión Común en los cuatro ejes asumidos desde las orientaciones del XI Capítulo vivido en noviembre de 2011.

El trabajo del diagnóstico, que sirve de base para construir esta Visión Común, se realizó previamente con el equipo base, en un primer momento, y en las distintas fraternidades en un segundo momento.

La Eucaristía de este día fue presidida por el hno. Roque Grández con motivo de sus 45 años de sacerdocio. Roque nos compartió su experiencia de fe.  Por la noche, merienda y diálogo fraterno en los pasillos.

Martes 8

Comenzamos el día poniéndonos en las manos de Dios con la oración. Las Laudes fueron muy creativas por parte de los hermanos encargados; luego, la oración personal fue enriquecida con escritos de San Francisco.

Después del desayuno, comenzamos el segundo encuentro leyendo una carta de nuestro hermano Adalberto Jiménez quien, como siempre, poéticamente, nos contaba su vivencia en la Provincia “Madre del Buen Pastor” de España y el impacto que ha producido en él la realidad y la crisis social.

Para la dinámica de trabajo de este día, leímos el diagnóstico viceprovincial trabajado por el equipo base; lo confrontamos con el de las fraternidades. El trabajo se hizo por fraternidades en torno a dos preguntas:

1.-) ¿Qué tan reflejado se ve el diagnóstico de la fraternidad en el diagnóstico viceprovincial?

2.-) ¿Qué aporta, cuestiona o inquieta, al confrontar los diagnósticos?

De acuerdo al compartir en plenario, los diálogos en los distintos grupos fueron sobremanera enriquecedores y con mucho condumio;  de ellos salieron algunas inquietudes y sentimientos en torno a este primer eje: Espiritualidad y Vida fraterna.

El receso fue el aliciente perfecto para continuar con nuestra labor de planificación, pues, al regresar con nuestro trabajo, estábamos listos para el siguiente paso que era soñar. El hermano Jorge Botero nos invitaba a que soñáramos con todo aquello que quisiéramos en torno a este primer eje; no faltaron, desde luego, los sueños ambiciosos, los demasiado utópicos, los realistas, los concretos, los muy idealistas, entre tantos…

Vale resaltar que, en el trabajo de los sueños, nos juntamos por grupos generacionales, desde los hermanos de juventud muy acumulada hasta los más jóvenes, propiciando un compartir en igualdad de condiciones y de acuerdo a los distintos puntos de vista que cada generación tiene.

Al finalizar la mañana, el almuerzo ansiado y esperado. Bendición, alimentación, diálogo y sobremesa, y, al final, una invitación al deporte, tanto para los mismos deportistas como para los espectadores.

En el segundo momento de este día, luego del deporte, peleado y competido, nos juntamos nuevamente para continuar con nuestra labor. Como un abreboca al tema, se nos leyó primero una carta del hermano Carlos Cabrera, quien nos compartía sus vivencias y peripecias académicas en Roma. En ese momento de la tarde, trabajamos el segundo eje de nuestra vida: la Formación inicial y permanente.

La misma dinámica marcó este trabajo: primero la confrontación por fraternidades desde el diagnóstico viceprovincial y, luego, los sueños de una Viceprovincia mejor.

Por la tarde, la Eucaristía fraterna estuvo marcada por la celebración de los 26 años de vida sacerdotal del hermano Jesús García, quien presidió la celebración y agradeció este don recibido por Dios sacando a colación incluso más celebraciones sacerdotales de los hermanos presentes, hasta del más joven: la de un año y medio.

Miércoles 9

Iniciamos el día de trabajo con la misma dinámica de los sueños fraternos; incluso, en la misma oración de la mañana, sonábamos con profundidad, poniéndonos en las manos de Dios.

En esa mañana, trabajamos el segundo eje, sobre la Formación Inicial y Permanente, dialogando por fraternidades y soñando con los hermanos contemporáneos. De igual forma, salieron a colación inquietudes y reflexiones muy enriquecedoras en torno a ese tema que los hermanos de redacción no dejaron pasar por alto. Se hizo hincapié, sobre todo, en el tema de la Pastoral Vocacional y la implicación que tienen todos los hermanos en la labor formativa.

Es necesario destacar la técnica del MOCI (método de organización colectiva de la información) con la que trabajamos. Puso en movimiento a todos los hermanos y organizaba las ideas y los aportes personales y grupales de una manera creativa.

Por la tarde, luego de un exquisito almuerzo y de nuestro momento deportivo, el trabajo de planificación se realizó en torno al tercer eje de nuestra vida: el Apostolado y la Misión.

Al comenzar cada momento, no faltaba la animación de nuestro hermano Jorge. Nos compartía, de cuando en cuando algún chistecito, que fácilmente podría competir con los de nuestros hermanos Ramón y Txarly. Desde luego, no todo es chiste y risa, sino también reflexión a través de mensajes elocuentes y decidores que nos llevaban a mirar nuestra propia vida personal y fraterna.

Se leyó en este día, también, una carta enviada por el hermano Washington Zapata; nos comentaba de la ordenación de un diácono latino y que estaría con él acompañando al grupo latino en Canadá.

Por la tarde, la Eucaristía la presidía nuestro hermano Vicente Quisirumbay, nuestro ministro. Invitaba al compartir fraterno de la fe. Este momento litúrgico se inició con una procesión desde el exterior de la capilla; una vez dentro, cada fraternidad iba presentando su vivencia y trabajo pastoral colocando un cirio dentro del signo (silueta del Ecuador hecha con hojas) muy bien preparado por los hermanos encargados de la liturgia.

En la noche, luego de la merienda, el hermano Jorge Botero nos compartió el tema sobre la Globalización. Al terminar la charla suscitó reflexión y cuestionamiento en cada uno de nosotros.

Algunas comisiones aprovecharon para reunirse por la noche.

Jueves 10

Comenzamos el día poniéndonos en las manos de Aquel que nos ha llamado a ser sus discípulos celebrando la Eucaristía, presidida por nuestro hermano misionero José Sandoval; nos animaba a ser cada vez más fieles a nuestro carisma capuchino.

En este día trabajamos el cuarto eje programático de nuestra vida: Economía y Administración de bienes.

La dinámica fue la misma de días anteriores:  lectura, compartir por fraternidades, hasta el diálogo soñador de los grupos generacionales.  Se podría decir que, aunque muchas veces este tema resulta algo áspero, fue toda una riqueza compartir y escucharnos mutuamente en torno a lo que todos queremos de nuestra Viceprovincia.

El almuerzo fue motivo de celebración para los sacerdotes homenajeados y, también, como despedida de nuestro hermano Néstor Wer, quien después de haber compartido un año de experiencia en nuestra Viceprovincia, concretamente en la fraternidad de Nuevo Rocafuerte, vuelve pronto a su lugar de origen: la Viceprovincia de México.

Después de un suculento almuerzo, tuvimos la tarde libre para la recreación, deporte, caminatas fraternas, descanso, reunión de las distintas comisiones y el ensayo para la celebración del diaconado de nuestro hermano Rodolfo Arteaga.

Hacia las 18h00, el encuentro con Jesucristo sacramentado iba culminando la dinámica de este día. Por la noche, tuvimos nuevamente una segunda conferencia sobre la Globalización a cargo  de nuestro hermano Jorge Botero, enfocada a la realidad actual en torno a la utilización de los químicos y productos que consumimos.

Suscitó inquietudes  en algunos hermanos y diálogos consecuentes. Todos coincidíamos en que el interés de los grandes productores, a nivel mundial, no está tanto en defensa de la vida sino en adquirir cada vez más réditos económicos en tiempos cada vez menores. Y, al final, los más afectados son los pobres.

Viernes 11

Desde muy temprano, nos pusimos en la presencia del Señor a través de la oración de Laudes. Cabe resaltar la creatividad que han tenido los hermanos encargados de la liturgia durante estos días, sobre todo, a la hora de ponernos un signo que nos inspirara para la oración.

Después, nos juntamos nuevamente para compartir la síntesis de todo el trabajo de esta semana en torno a la Visión Común que tenemos los hermanos en los cuatro ejes trabajados. Se suscitaron inquietudes, comentarios, reflexiones que alimentan y enriquecen esta visión común. Queda como tarea realizar este trabajo de construir la visión común en cada fraternidad.

Adicionalmente, se da, en este último encuentro, un espacio para las comunicaciones de las diferentes comisiones: Pastoral Vocacional; Celebración de los 25 años de Alejandro e Inés, y Justicia, Paz y Ecología. Cada comisión animó a los hermanos a seguir colaborando con entusiasmo en la tarea encomendada.

Comunicaciones viceprovinciales:

Permanencia del hno. Santiago Ramírez en la Provincia de España. (Los hermanos de la Viceprovincia de Ecuador, sentimos gran pesar y echamos en falta la presencia y testimonio de este hermano querido).

Prenoviciado Común entre Ecuador, Venezuela y Colombia. Posiblemente esta etapa se dé en la Fraternidad de Portoviejo, pero con miras al 2014.

El hermano Adalberto Jiménez vendrá a Ecuador en los próximos meses para renovar la vis de permanencia en España.

Luego, en un breve tiempo se realizó la evaluación final del encuentro, moderada por nuestro hermano Eugenio Jáuregui, en torno a dos preguntas:

1.-) ¿Qué impresiones te ha dejado esta semana de formación permanente?

2.-) Sugerencias para los próximos encuentros.

En el plenario se resaltó, sobre todo, la metodología del expositor, el hermano Jorge Botero, y su cercanía y conocimientos sobre el carisma franciscano; de hecho, este hermano es un seglar comprometido franciscano.

De esta manera, se concluyó la Semana de Formación Permanente con las palabras de agradecimiento de nuestro hermano Vicente Quisirumbay, ministro viceprovincial.

Alrededor de las 11h20, comenzamos nuestra celebración litúrgica de ordenación diaconal del hermano Rodolfo. Con una elegante procesión, hacían el ingreso los protagonistas de esta celebración, que tuvo una dinámica sencilla y ordenada, animada solemnemente por el coro. Se hicieron sentir las palabras de nuestro hermano, Mons. Jesús Esteban Sádaba, obispo del Vicariato de Aguarico, quien presidia la ceremonia; también, las mismas palabras del ordenando, junto con el agradecimiento del Viceprovincial. Todo se dio en un clima de familiaridad y acogida al nuevo ministro servidor de la Iglesia.

Luego de celebrar la fe en la Eucaristía, pasamos a un almuerzo fraterno sazonado con el cariño de los hermanos y de los familiares y amigos del recién ordenado diácono.

Que el Señor nos regale su Espíritu y nos ayude a caminar por donde él quiere.

Att.

Cronistas del encuentro

Hno. Freddy Sarango

Hno. Fernando Ortega

Eres el Visitante:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador