twitter  facebook   youtube instagram  googlepic 

Desde el río Napo - Santa Clotilde

Seguimos caminando por el río Napo peruano. Es el día 5 de agosto. Apegamos en SUNU LLAKTA. Aquí viven 94 personas. "Desde hace 3 años no viene el padresito de Santa Clotilde" - comentan agradecidos al verme.

Bautizamos a 11 niños siguiendo el ritual indígena propio de la zona.

Esa noche dormimos en el suelo de chonta (acá le dicen pona), un tipo de palmera de uso múltiple.

Estar con ellos. Saber estar desde el aprecio sencillo. Como lo hizo Juan Marcos Mercier. Un franciscano canadiense que vivió 35 años en esta zona y dejó su huella original.

Con un tazón de chicha en la mano. Afinando el oído. La clave está en aprender a escuchar. Como en toda relación humana o espiritual. Y hacerlo sin reloj. Sin prisas. Conversando y saboreando los sonidos del silencio. Parece que pierdes el tiempo. Aquí el tiempo se estira. No es de roca firme sino elástico. Es de un presente continuo. Nuestro compañero Miguel Ángel Cabodevilla en su último libro titulado "Memorias del MACCO" apuntaba acertadamente: "Ellos viven ocupados, toman posesión casi únicamente del presente". Estamos aquí y ahora. El mañana ni se intuye.

Es mediodía. La canícula golpea duro. Treinta y pico grados. A este mes le llaman: WAIRA KILLA.

El Napo se desliza perezoso. Lo vemos pasar desde la casa de Jorge Chimbo Sandoval. A este ritmo los gringos llaman SLOWLY. Antídoto para los infartados y acelerados. Cada día en una comunidad. Por la tarde nos desplazados a otra y allí dormimos bajo el mosquitero con el arrullo de los sonidos del bosque amazónico. Serenidad en esencia. Y vida sobria.

Este es el octavo día surcando el Napo peruano. Mis imperfectos ojos han visto más pobreza que en la zona del Napo ecuatoriano. En Perú no tienen un tanque para recoger el agua de la lluvia. Nos bañamos en las aguas no tan limpias del Napo. Ya desde hace tiempo se deja sentir la contaminación.

En este departamento de Loreto cuya extensión equivale a todo el Ecuador el servicio básico de agua potable sólo se da en Santa Clotilde y en Angoteros.

El nuevo presidente de Perú Pedro Castillo del partido "Perú libre" ha despertado la esperanza en los sectores marginados. ¿Podrá realizar una transformación profunda durante su mandato?. ¿Le dejarán?. ¿Será capaz?. ¿Tendrá buenos asesores?.

"Qué tan será!? "- dicen en la Sierra ecuatoriana.

"La respuesta está en el viento" - cantaba Bob Dylan hace años.

Shuk punchakama (hasta otro día).

 

Jesús Eugenio Jáuregui Arbizu

Misionero Capuchino.

 

Visitas:visitas

Záparos N50-67 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador